Beneficios de los pisos epóxicos en la industria
Los pisos epóxicos se utilizan principalmente para la industria, empleando una resina epóxica que es un polímero termoestable, el cual se endurece cuando se mezcla con un agente catalizar o endurecedor y ofrece características idóneas para un piso industrial.
 
Cuenta con una amplia gama de usos y acabados, siendo un elemento pensado para ofrecer seguridad, resistencia y fácil mantenimiento.
 
Las resinas epóxicas otorgan resistencias a las condiciones más extremas como lo pueden ser temperaturas bajo cero, movimiento de objetos pesados, sustancias químicas corrosivas, aceites difíciles de manejar y mucho más.
 
Ventajas
 
  • Alta densidad, gracias a las resinas 100% sólidos, uno de los componentes que se mezclan en su preparación.
  • Capacidad excepcional para resistir cargas. Aproximadamente tres veces más que un sistema cementicio.
  • Excepcional vida útil entre 5 y 20 años, dependiendo del uso y de los cuidados que reciban con el paso del tiempo.
  • Fabulosa resistencia al impacto. Sin embargo, cabe mencionar que no son indestructibles, de manera que una operación inadecuada los puede dañar.
  • Fácil limpieza. Basta con utilizar productos de limpieza jabonosos de forma cotidiana.
  • Formulaciones anti derrapantes. Principalmente para áreas húmedas. Su aplicación aumentando la seguridad disminuyendo la probabilidad de accidentes.
  • Impermeables. Características que los convierte en soluciones ideales para la industria alimenticia
  • Monolíticos, continuos, sin juntas. Eliminan considerablemente la acumulación de hongos y bacterias en las uniones propias del concreto. Esta característica no se puede lograr con pisos de loseta.
  • Muy estéticos y altamente decorativos. No solo se pueden utilizar en proyectos industriales, sino también en una gran cantidad de proyectos comerciales y residenciales, prácticamente en cualquier color.
  • No producen polvo. Lo que mantienen las áreas de trabajo limpias por mayor tiempo, además de propiciar ambientes muy limpios. Incluso de grado sanitario o alimenticio.
  • Para protección de pisos nuevos y viejos. Se pueden aplicar en pisos con muchos años de antigüedad, sin que en ellos tengan que llevarse a cabo costosos tratamientos previos.
  • Pueden colocarse en lugares cerrados y abiertos. Existen soluciones epóxicas especialmente diseñadas para proteger los pisos epóxicos a la exposición prolongada a la luz directa del sol.
  • Resistencia a ácidos, álcalis, alimentos procesados, sales, productos químicos, solventes y aceites. Lo que satisface ampliamente los requerimientos de la industria.
Beneficios
 
  • Ofrecen la mejor relación “costo-beneficio”. Al tratarse de una solución que “se paga sola” con el paso de los años.
  • Reducción de costos de mantenimiento a corto y largo plazo. Lo que permite que la inversión realizada en ellos pueda mantenerse en las mejores condiciones sin que esto se traduzca en gastos onerosos.
Gracias a todo esto, los pisos epóxicos pueden aplicarse en muy diversas áreas como:
  • Almacenes.
  • Cocinas y comedores.
  • Escuelas, Hospitales y Clínicas.
  • Hoteles.
  • Laboratorios.
  • Plantas de Manufactura.
  • Procesadoras de Alimentos.
  • Restaurantes.
  • Entre muchas más.
Comentarios